Coma esta fruta todos los días para una vida más larga, dice la ciencia

Si te encanta espolvorear arándanos sobre tu plato matutino de avena o yogur, estás de suerte. A pesar de su pequeño tamaño, los arándanos brindan una gran cantidad de nutrientes que pueden beneficiar su salud a largo plazo. Desde reducir su riesgo de enfermedad hasta fortalecer su cuerpo con micronutrientes, hemos explorado las formas específicas en que mezclar arándanos en sus comidas puede mejorar fácilmente su dieta y agregar años a su vida.

11 cosas que las personas que viven hasta los 100 años tienen en común

La mayoría de las frutas y verduras son fuentes poderosas de polifenoles, antioxidantes que ayudan a reducir la inflamación y a prevenir los radicales libres en el cuerpo. Cuando el cuerpo está crónicamente inflamado (lo que ocurre cuando el cuerpo lucha contra el estrés oxidativo en el sistema inmunitario), es más propenso a desarrollar enfermedades. La investigación ha encontrado que los polifenoles pueden reducir el estrés oxidativo y la inflamación, lo que a su vez reduce el riesgo de enfermedad.

Los arándanos, en particular, están repletos de antioxidantes llamados antocianinas, que se sabe que reducen los radicales libres en el cuerpo que provocan ciertas enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes tipo 2 e incluso el deterioro neurológico. Las antocianinas también tienen pigmentos que hacen que los arándanos tengan ese familiar color azul intenso.

Una de las formas específicas en que los arándanos pueden reducir el riesgo de enfermedades es al reducir los niveles de colesterol LDL “malo” en la sangre. El colesterol LDL es el tipo de colesterol que se acumula en las arterias cuando hay demasiado en el torrente sanguíneo y no hay suficiente colesterol HDL, el colesterol “bueno”, para transportar el LDL de vuelta al hígado. Investigación publicada en El diario de nutrición encontró que los participantes que consumieron arándanos reportaron niveles de colesterol LDL 27% más bajos en solo 8 semanas, lo que redujo el riesgo de síndrome metabólico y otros riesgos de enfermedades cardiovasculares.

En general, muchos tipos de bayas son una gran fuente de fibra. Correspondiente Red JAMA, comer suficiente fibra en la dieta se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedad y una vida más larga porque la fibra estabiliza el azúcar en la sangre y reduce el colesterol LDL. Un estudio incluso encontró que por cada 8 gramos de fibra en la dieta, los participantes reducían su riesgo de muerte (así como de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer de colon) entre un 5 % y un 27 %.

La fibra también es saciante, lo que significa que te ayuda a sentirte lleno por más tiempo. La American Heart Association recomienda consumir al menos 25 a 30 gramos de fibra por día para una salud óptima. Una taza de arándanos contiene alrededor de 4 gramos de fibra.

Finalmente, los arándanos proporcionan un gran impulso de vitamina C; Una taza contiene aproximadamente el 15% de la dosis diaria recomendada. La vitamina C actúa como un poderoso antioxidante que combate los radicales libres mientras beneficia los sistemas nervioso, inmunológico, óseo, cartílago y sanguíneo del cuerpo.

Entonces, ¿por qué no cosechar los beneficios a largo plazo de esta pequeña y poderosa fruta al hacer una tanda de estos saludables muffins de arándanos?

Para obtener más actualizaciones de salud y bienestar, visite Siga a The Healthy en Facebook, Instagram y Gorjeo. Sigue leyendo:

Leave a Reply

Your email address will not be published.